Un Trazo del Camino

un trazo en el caminoMi camino ha sido un camino guiado, puedo decirlo con total seguridad, por una mano invisible, que siempre me ha ayudado y llevado por donde debía ir hasta llegar al día de hoy.

Guiado y fluido pero no del todo fácil pues se ha compuesto de retos tanto profesionales como personales que mi alma debió ir superando para avanzar en la que siempre fue su misión. Lo comparto por alentar a aquellos que puedan estar sintiendo que han venido a realizar una tarea de servicio y estén desarrollando sus aprendizajes.

Pasé una infancia muy atraída por la espiritualidad que vivía de manera natural en mi niñez. Sin embargo, experiencias sucedidas en el lugar donde estudié hicieron que me cerrara y negara esta parte dentro de mi. Esto me llevó a una adolescencia complicada, atea y difícil emocionalmente pero interesada por la filosofía, astrología y ciencias esotéricas que siempre habían estado presentes en mi infancia. Sin embargo, esa mano que ya me guiaba claramente me hizo elegir la carrera de Psicología. Tenía claro que quería conocer al ser humano y ayudarle a dejar de sufrir. Era lo único que tenía claro en mi vida a esa edad.

Acabé la carrera sin dificultad pero me sentí desilusionada porque buscaba algo más profundo que no estaba allí.

Decidí entonces viajar durante un tiempo y cuando más perdida me sentía, en el año 2000, cayó el primer libro espiritual en mis manos, que leí como si estuviera recordando algo que no entendía como se me había podido olvidar. A raíz de aquello tuve un despertar espiritual muy profundo que me hizo recuperar esa parte de mi interior que se había cerrado en la niñez. La sanación que se produjo fue tan fuerte que el estado de dicha me duró meses y cambió totalmente mi forma de ver las cosas y el mundo. A pesar de la falta de claridad en mi vida en esos momentos, interiormente me comencé a sentir guiada por la vida que sabía que formaba parte de Algo Más…y los acontecimientos me llevaron a India, donde pasé un año viajando y empapándome de su esencia. Fue un viaje muy personal, que dediqué a estar en contacto con mi interior. Allí comencé a meditar, descubrí el Reiki y me regalaron mi primer cristal.

bola de luz entre las manosA raíz de este viaje di un giro a mi vida, ya que el profundizar en mi interior y reconciliarme con la espiritualidad llenó mi alma y ayudó a calmar mis emociones. Volví en un segundo viaje, dos años después, conocí el Ayurveda, continué con el Reiki y conviví en la comunidad de tibetanos del Dalai Lama durante un tiempo.

Al regresar a España, en el 2003 debido a las circunstancias personales mi vida cambió de rumbo en un giro muy brusco y tuve que empezar totalmente de cero en todos los aspectos. Según iba profundizando en estas técnicas y experimentando la Sanación en mí misma todo iba cambiando, dentro y fuera de mi, en mi vida. Todo me llevó a comenzar a trabajar casualmente con masajes y Reiki que se convirtió en mi profesión y modo de vida durante los dos siguientes años.

En este tiempo fui desarrollando sin darme cuenta la capacidad de percibir y leer la energía de las personas con las manos. Me daba cuenta que al tocar a una persona, sentía cómo se encontraba a un nivel profundo, y su alma, comprendiendo su aprendizaje y pudiéndola ayudar energéticamente. Comencé a entender que ese era mi verdadero camino, pero sabía que no era a través de los masajes.

luz y amor- sanacion cristalSin embargo no sabía a través de qué y me sentía perdida.  La vida me puso en el camino algunas personas que conocí casualmente que trabajaban con distintas terapias o técnicas de sanación y me ayudaron ofreciéndome sus conocimientos. Con algunas de ellas me formé y profundicé, pero tenía dudas. Todas las técnicas funcionaban y fueron de mucha ayuda pero a mi todo me resultaba que no llenaba del todo mi ser. Sin embargo lo que hacía de manera natural era meditar, escuchar a la energía de los lugares, la naturaleza, las personas, las cosas…sentirla y sobre todo escuchar a los cristales. Esto, que realizaba sin esfuerzo y de manera personal, no le daba importancia. No me daba cuenta que era mi verdadero camino. O si, pero todavía me asustaba.

En el 2006, dos años después, comencé a dar cursos en una escuela de Terapias Naturales. Las personas que venían a los cursos empezaron a pedir terapia y así fue como dejé los masajes y empecé a hacer terapia, combinando las técnicas terapéuticas que conocía con las energéticas que eran intuitivas y comprobando que daba muy buen resultado. Desde ese día hasta hoy, primero la Terapia y luego la Sanación se convirtieron en mi profesión.

Decidí profundizar en la parte de la Sanación y realicé un curso llamado Ataraxia que combinaba la Terapia Regresiva con los Cristales. Fueron días de cambios muy profundos a través de las regresiones en mi interior y en el exterior. Al año tuve que dejar la escuela donde impartía cursos y a los dos años cambiar de ciudad. Y cada cambio, por brusco o doloroso que pareciera, cuando ya recuperada podía con tranquilidad mirar alrededor me daba cuenta de lo que había enriquecido mi vida, y la siguiente etapa siempre era mejor. En cuanto comprendía los motivos espirituales todo cobraba sentido y podía continuar más alegre.

MerlinCon todos estos cambios mi forma de trabajar fue evolucionando hasta que llegó el momento de abrir mi propio lugar en el 2010.

Y también, después de 5 años de trabajo continuado en él, llegó en el 2014 el momento de cerrarlo, para dedicarme de pleno a la Formación en la Sanación y los Cristales y mudarme a Barcelona.

Aunque la vida me ha ido mostrando cada paso en el camino, no ha sido ni es fácil, ya que parece ser que cuando una etapa se consolida, aparece la siguiente con retos nuevos a afrontar. Fueron muchos los momentos de dudas, y muchas las crisis. En una de las primeras recuerdo que quise tirar todos los cristales al mar. Afortunadamente no lo hice, ya que siempre apareció la ayuda adecuada….a veces de las maneras más insospechadas.

A principios del 2012, mi Ser despertó en todos los niveles recordando que era un año importante de cierre de ciclo y de unión para la Tierra. Fue para mi un año intenso que me hizo profundizar aceleradamente en la parte energética, realizando un proceso de integración a muchos niveles y rescatando muchos planos de mi Ser.

Después del anunciado 21 del 2012 llegó a mi el mensaje claro de que mi siguiente tarea sería expandir la Conciencia Crística por el mundo. En aquel entonces no sabía muy bien qué era esto, pero hoy en día es una de las tareas que realizo de varias formas, en especial las 9 Activaciones de Conciencia Crística, trabajo energético para el despertar del nivel crístico en el campo de las personas y los lugares de poder. Ello me ha llevado a desarrollar niveles multidimensionales de mi ser que no conocía en comunión con lugares naturales y planos cósmicos. Y ahora es una parte importante de mi función además de seguir profundizando en la Espiritualidad y el Mundo Energético de la Sanación y los Cristales.

En ese despertar del 2012 fue de gran ayuda la EMF, técnica que me ayudó a refinar y reequilibrar mi entramado energético en esos años, mostrándome con claridad todo cuánto intuía estaba dentro de mi, y ayudándome a poner orden, a comprender e incluso a asombrarme con lo que he ido encontrando en mi interior.

En cada época han sido unas técnicas las que me han ayudado y en las que he profundizado en mi recorrido más que en otras, sin embargo hay dos que me acompañan y acompañarán toda mi vida.

Ha sido un pilar en mi vida la Meditación como técnica y herramienta fundamental para conocerme, conectar con mi interior y profundizar en mi Ser conectándome con ese Algo Más….Fue lo primero que descubrí y lo único que tenía en uno de los peores momentos de mi vida…y es donde a lo que recurro cada vez…La meditación ha permanecido siempre, inalterable…y la sigo practicando, al igual que mi pasión por los Cristales.

Además de la meditación, recuperé de mi niñez la oración, de manera inocente, como forma de hablar con la Divinidad y expresar el Amor que siento por ella…

rayo de luz mágico

Ahora, después de todo lo caminado, puedo comprender más profundamente la energía de lo que me rodea y de las personas, escucharla y percibirla con mayor claridad y nitidez, sus procesos y ciclos, aunque siento que aún me falta mucho por aprender y a momentos me encuentro de nuevo perdida…y me maravilla a la vez que me abruma…tal es el milagro del Espíritu y de la Sanación….que solo llegamos a conocer o intuir más una pequeñísima parte…

Actualmente me dedico a la Formación en Sanación y Sanación con Cristales, enseñando a las personas a conocerse y leer los distintos planos de su Ser y su Aura, en ellos y en otros. Además realizo talleres de Iniciación a los Cristales, la Sanación y Espiritualidad. Y continúo con las 9 Activaciones de Conciencia Crística desarrollando el nivel crístico en el Ser.

No sé donde me llevará la vida mañana pero lo que si sé es que esa Mano me seguirá guiando, y que sea lo que sea, será producto del Espíritu…

Deseo que sigas también la Mano que guía el tuyo,

Con Amor.

Nuria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s