TIERRA Y CRISTALES

Si has llegado a esta página, seguramente ha sido a través de un vídeo o algún tipo de búsqueda que te ha llevado hasta aquí.

Me llamo Nuria y sobre mí podrás saber un poco más en la página de Nuria Alonso.

A la edad de 26 años, tuve un despertar espiritual en un momento clave que cambió mi vida totalmente. Me había licenciado en psicología dos años antes y al no encontrar en la carrera lo que anhelaba, decidí viajar. Sabía que en lo aprendido faltaba algo profundo y esencial, que era clave para la paz interior que buscaba. En un momento en que parecía que iba a tocar fondo, alguien puso en mis manos un libro sobre la vida de Buda. Algo dentro de mí reconoció esa Verdad y despertó a ella, como si hubiera estado dormida hasta ese entonces. Sentir todo ello y sentir el Todo único bajo todas las formas que existen, hizo que mi vida cambiara completamente en todos los sentidos. A los pocos meses me encontraba finalizando mi situación vital de entonces y viajando por un tiempo largo a India. Allí empecé a meditar, conocí el Reiki y me regalaron mi primer cristal.

Desde ese entonces, mi camino se centró a nivel personal en la práctica de la meditación, y a nivel profesional en la búsqueda de herramientas para poder ayudar a otros que incluyeran esa perspectiva espiritual a la que había despertado. Así, fui dejándome guiar y sumergiéndome en distintas vías, técnicas y caminos espirituales por los que me sentí atraída y a los que me llevó la vida desde entonces y a lo largo de los últimos 20 años.

Comencé mi camino profesional con la terapia y sanación en el 2004 de distintas formas. Combinaba un enfoque espiritual con psicoterapia, meditación, terapia regresiva y sanación energética con cristales. Esto fue pasando por diversas etapas a lo largo de los años en las que predominaban más unas técnicas que otras.

Los minerales, o los cristales, me acompañaron en gran parte del camino y ello hizo que llegaran sin yo misma pretenderlo a convertirse en una de las principales herramientas que utilizaba. Lo que en un principio fue algo intuitivo, natural y personal, que llenó mi vida y mis meditaciones de luz y belleza, pronto se fue convirtiendo en algo más. Pasé a aplicarlos en sanación en otras personas y con el tiempo a compartir mis conocimientos sobre ello. Impartí diversos talleres, cursos y posteriormente una Formación llamada Sanación con Cristales, que tuvo varias promociones en Barcelona y León. Mucha gente se acercaba a mi para aprender sobre ellos y de alguna manera la vida apoyó que todo ello sucediera. Surgieron conferencias, vídeos, charlas, círculos, meditaciones, e incluso una Red.

Profundizar en ellos me acercó mucho a la naturaleza, a la Tierra y a sus lugares sagrados (también llamados lugares de poder), de una forma más profunda e íntima.

La meditación con ellos me ayudó a acceder a otros planos o dimensiones, que me llevaron a experiencias de gran apertura espiritual y profunda sanación. Dentro de estas experiencias experimenté lo que sentí o se me comunicó como el nivel “crístico”, o nivel de fusión con lo Divino, con gran intensidad y apertura de corazón. Ello pasó a ser la parte más importante de los cursos y en la que centré esa etapa de mi camino.

Terminé de impartir la última Formación en Sanación con Cristales en Diciembre del 2017, casi al mismo tiempo que un trabajo energético grupal que guié y realicé durante 3 años en Montserrat y otros lugares de poder, al que llamé Conciencia Crística.

Conciencia Crística estaba centrado en despertar al nivel crístico de nuestro interior y experimentar la fusión con lo Divino, y se convirtió en una especie de camino iniciático que a su fin me llevó de vuelta a casa y al principio: al Ser, a la sencillez y plenitud del Todo, aquello que había experimentado en un principio en mi despertar y viaje a India, esta vez desde una amplitud y profundidad mayor.

Este fin ha supuesto un cierre de ciclo muy importante en el que paré los cursos y gran parte de mi actividad profesional para atenderlo, y en el que he ido soltando todo y profundizando de vuelta hacia esta sencillez.

Ahora, mi camino continúa, tanto en lo personal como en lo profesional, centrado en el despertar a la naturaleza esencial y sentir la Luz divina que somos y portamos en nuestro corazón, la paz interior que no depende de nada de lo que sucede fuera, y abrirnos a que brille así cada vez más la luz del Ser. Un camino en el que soy aprendiz y practicante cada día, y en el que continúo ayudando a las personas a conocerse y comprenderse, encontrando las causas del sufrimiento y esta paz y Amor que somos en su interior.

Debido a este cambio, mi función de formar a sanadores terminó. Todo lo que tenía la Vida para dar a través mío sobre la sabiduría de los cristales ha sido dado.

Sin embargo, siento un enorme agradecimiento a estas maravillosas esencias únicas que nos brinda la Tierra y la Naturaleza, estos seres llenos de luz, para recordarnos la Luz y belleza que Somos. Me acompañaron y ayudaron en gran parte de mi camino y me siguen acompañando.

Este amor y agradecimiento, y la petición de muchas personas de transmitir toda esta sabiduría en un formato online, me ha llevado a tomar la decisión de, antes de dar los siguientes pasos, compartir la Formación en un formato sencillo y práctico para que las personas puedan seguir beneficiándose de ella.

Si es de tu interés, recibirás el Curso de Formación en Sanación con Cristales y el Curso Práctico con los apuntes, fotos, audios y textos explicativos actualizados y adaptados para hacer el curso por tu cuenta a tu propio ritmo. Un curso que se convierte en un viaje interior a la vez que conoces el mundo mineral y aprendes el arte de la sanación con ellos. En la página del curso que se encuentra en esta web, está la información más detallada sobre ello así como los programas de ambos cursos. Verás que los programas están diseñados de tal forma que si sigues los pasos y realizas ambos, podrás empezar la práctica de la Sanación con Cristales habiéndola experimentado primero en ti mismo, y con todos los pasos claros para poder practicar con los demás.

También para facilitar a las personas que no tengan como conseguir minerales, aún conservo algunos restos de los minerales que se vendían en los cursos. En la página cristales están las listas de ellos.

Como este camino para mi llegó a su fin, tanto los cursos como los minerales y la web estarán disponibles solamente en respuesta a esta demanda el tiempo que sea necesario.

También en esta web encontrarás en sus páginas resumida de una forma muy sencilla la sabiduría que adquirí sobre la Tierra, la naturaleza y los lugares sagrados para tu propia información y disfrute.

Sobre las actividades que ofrezco ahora puedes verlas en los apartados Sesiones on line y Retiros Espirituales.

Para mantenerte informado de las próximas actividades, tanto presenciales como online, puedes seguir el Facebook e Instagram de Nuria Alonso que encontrarás en la página de contacto y suscribirte a la base de datos enviando un mail a: info@sanacioncristal.com. Así podré informarte de ellas y la nueva web.

Que el amor bendiga tu camino.

Que la Luz de los cristales te ayuden tanto como me ayudaron a mí, a recordar y reflejar con más fuerza tu propia Luz, el Amor y Sabiduría que Eres.

Namasté

Nuria